Apasionados por las manualidades y la artesanía.

Es mi vida, es mi pasión.

Desde mi más tierna infancia las manualidades han sido parte de mi vida.

Yo era la menor de tres hermanos, ellos ya mayores, tenían su vida fuera de la casa y pasaba la mayor parte del tiempo sin niños de mi edad con los que jugar. Era una cría inquieta, con ganas de tocar todo y trastear. Fue mi padre el que me introdujo en las artes manuales, cuando siendo bien pequeña, me reparó mi lámpara de noche con material reciclado, un poquito de habilidad, y mucho de imaginación.
Desde entonces todas las tardes, que su trabajo se lo permitía, nos dedicábamos a toda clase de manualidades: a pintar, a cortar, a pegar, a moldear, a coser, a reparar cada desperfecto de la casa, y en definitiva, a crear las raíces de mi afición por la artesanía.

“Crear las raíces de mi afición por la artesanía”

Fue un tiempo después cuando empecé a tener una relación más cercana con mis hermanos mayores, yo ya no era una bebé y mi temprana madurez me permitió acercarme más a ellos. Gratamente, descubrí que mi hermana había explorado mucho antes el mundo de las manualidades y la artesanía, y su talento e inventiva no tenía limites. Cerámica, joyería, pintura, costura, marroquinería, decoración… no había un solo estilo que no le interesase y acabase por dominar.

Había estudiado corte y confección y diseño de modas. Trabajaba en un taller de alta costura y había tenido la suerte de poder confeccionar todo tipo de prendas, desde el accesorio más sencillo, hasta algún vestido de novia. Después de las largas jornadas de trabajo, la descubría en casa iluminada por la lamparilla de noche de su cuarto, con las manos en la masa. Haciendo un peluche para nuestras primas, diseñando un collar para mi tía o cosiendo la blusa que estrenaría a la noche.
Lo que para mí era un hobby entusiasta para mi hermana era una pasión desmedida.

“La base de Licetti’s Crafts empezó a germinar”.

Han pasado los años y nuestros caminos nos han vuelto a unir en Cantabria (España), cada una con sus profesiones, sus familias y sus proyectos. Unidas más que nunca por la maternidad, no nos hemos alejado de nuestras aficiones y hace cuatro años, medio en broma y medio en serio, la base de Licetti’s Crafts empezó a germinar.

Semanas después participamos en una pequeña feria local para exponer unos broches de fieltro, con ánimo de probar, de experimentar y descubrir. Fue un día frenético, lleno de emociones y de nervios. Lo cierto es que no dábamos abasto y nos quedamos sin artículos a la tercera hora.
Sorprendentemente al público le gustaba tanto como a nosotras y eso nos dio alas para soñar.

Estamos en 2018, y aquí se inicia nuestra carrera profesional propiamente dicha, con los mismos nervios y emociones de aquel verano de 2014 y con la ilusión de que internet nos da la oportunidad de mostrar al mundo porque somos creativas y apasionados por la artesanía.

¡Bienvenid@s!

Licetti’s Crafts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *